¿Cómo afecta el teletrabajo al descanso?

Hace unos años tal vez era necesario explicar en qué consistía el teletrabajo. Con los tiempos que corren, esto es prescindible, ya que la inmensa mayoría (en algún punto de su vida o de la pandemia) ha tenido que adoptar esta forma de trabajar desde casa.

Aunque muy conveniente para unos y aburrido para otros, lo cierto es que el teletrabajo es como cualquier otra cosa, y tiene sus grandes ventajas y también muchos inconvenientes, sobre todo en lo que a nosotros nos atañe: el descanso.

Ventajas de teletrabajar

No nos gusta ser aguafiestas, y hay que mirar el lado positivo de las cosas: el teletrabajo puede ser una maravillosa oportunidad para muchas personas (me incluyo).

Tanto si lo que haces es trabajar como estudiar desde casa, todos hemos vivido la ventaja de poder despertar un poco más tarde y ahorrar tiempo de transporte, que se puede aprovechar para otras cosas, como tareas del hogar, deberes y en la mayoría de casos, dormir.

También se puede alcanzar un mayor grado de conciliación familiar, si uno se distribuye bien sus tiempos y es capaz de compaginar su vida personal y laboral bien.

Peligros del trabajo remoto

Pero no todo son cosas buenas. El trabajo remoto puede aportar desventajas para la salud física y mental en nuestro día a día.

Las principales molestias sobre las que la gente se ha quejado son: 

  1. Dolores musculares, de espalda y cervicales debido a las malas posturas y las largas horas sentados.
  2. Dolores de cabeza y vista cansada por las luces constantes de las pantallas.
  3. Estrés y deterioro de la salud mental, por no salir a menudo de casa y el miedo a que su trabajo no sea valorado por la falta de supervisión.
  4. Soledad y falta de interacción y contacto con otras personas.
  5. Y malestares digestivos por la falta de actividad física.

Todo ello, aunque no incida directamente en el descanso, está muy ligado a él, puesto que un mal estado físico o mental es muy perjudicial a la hora de irse a dormir, porque lo interrumpen y lo dificultan.

Algo que sí que afecta directamente a dormir mejor o peor son los límites entre la vida laboral y la vida en casa. Es crucial establecer dónde comienzan las horas de trabajo y dónde terminan para dejar paso al tiempo libre. Al igual que es extremadamente necesario delimitar el lugar donde se va a trabajar y el lugar donde se va a dormir.

Cómo remediar esta situación

Respecto a la mencionada anteriormente, el cerebro es un órgano de costumbres: si se acostumbra a trabajar desde el sofá o la cama y a cualquier hora del día, no tendrá muy claro dónde deberá dormir y a qué hora dejará de funcionar. Es importantísimo que, aunque se disponga de poco espacio en el hogar, se destine un rincón exclusivamente para trabajar y se dejen los lugares donde se descansa tranquilos. Así, cuando tu cerebro se tumbe en la cama, sabrá que es hora de desconectar, y cuando se siente frente al escritorio, que hay que ponerse en marcha.

También se deben crear horarios que muestren claramente las horas en las que se va a trabajar y en las que no. Se debe tratar de no mirar el correo electrónico y otros medios con los que se trabaje fuera del horario establecido para ello (sí, adictos al trabajo, lo sé, es difícil).

En cuanto a los dolores corporales, lo ideal sería invertir en mobiliario de calidad, como sillas ergonómicas y adaptables a cada tipo de persona, colchones buenos o incluso escritorios ajustables para poder trabajar de pie de vez en cuando. También es imprescindible tomarse descansos y pasear un poco por la casa, y a ser posible, salir al finalizar la jornada para tomar el aire. Implementar una rutina de estiramientos por la mañana y antes de dormir, además de en alguno de los descansos también puede ser beneficioso.

Para la vista, si se utilizan gafas no estaría de más utilizar cristales con filtro azul para reducir el efecto de las luces y las pantallas. Nosotros recomendamos también alguna aplicación que regule la luz de los ordenadores como la extensión para ordenador F.lux (la vuelve más amarillenta conforme la luz del exterior se va apagando), aunque ya muchos dispositivos implementan esta opción.

Trabaja, pero también descansa.

You have successfully subscribed!
This email has been registered