¿Qué significa lo que sueño?

 

Si hay algo que hacemos todos (aunque no nos acordemos) es soñar cuando dormimos. A veces cosas que podrían perfectamente ser reales y otras que te hacen despertar confuso, con el ceño fruncido, y pensar “¿qué acabo de soñar?”

¿Por qué soñamos?

Desde los inicios de la razón humana, las personas han tratado de descubrir por qué soñamos y qué significan los sueños. 

Tras innumerables estudios sobre esta materia, se ha llegado a la conclusión de que los sueños son informaciones que el cerebro almacena en la memoria y “saca a relucir” o reconstruye cuando dormimos. Muchos de nuestros sueños reflejan el estado de ánimo en el que nos encontramos en el momento, las preocupaciones del día a día o situaciones que tememos o queremos que sucedan. Incluso se puede soñar con personas que creemos que nunca hemos visto, pero lo cierto es que, aunque no lo recordemos, tal vez nos las hayamos encontrado y nuestro cerebro haya sacado esa pieza de información del subconsciente cuando dormíamos.

De todas formas, no deja de ser una ciencia inexacta e incierta, con más preguntas que respuestas. También hay corrientes del pensamiento que afirman que los sueños son premoniciones sobre lo que va a suceder, pero ¿quién sabe realmente?

Los sueños más comunes y sus significados

Hay muchos sueños comunes a todo el mundo, que se suelen repetir a lo largo de nuestra vida en mayor o menor medida (también llamados “recurrentes”). Seguro que alguna vez has compartido lo que has soñado con un amigo y éste te ha dicho que una vez soñó algo muy parecido.

Como muchos modelos de sueño se repiten, se han elaborado inagotables listas de los sueños más frecuentes y sus posibles significados.

Soñar que estás desnudo

Soñar que te encuentras en un lugar público completa o parcialmente desnudo es algo muy normal. Esto puede simbolizar una baja autoestima, miedo a la humillación y dificultades o falta de socialización.

Quedarse atrapado

El quedarse atrapado en un coche, habitación o un lugar cerrado, puede ser señal de una “claustrofobia mental”, es decir, de sentirte atrapado mentalmente. Aunque la mayor parte del tiempo uno no sea consciente de ello, puede señalar una dependencia hacia alguien o algo, y el miedo a perderlo.

Ser perseguido

Uno de los sueños más estresantes e inquietantes es ser perseguido, ya sea por alguien amenazante o no necesariamente, no deja de ser muy desconcertante. 

Esto simboliza el miedo a la confrontación y el evitar las responsabilidades cotidianas. En una cara más positiva, también puede ser la búsqueda de nuevos desafíos y una muestra de gran talento.

Caer 

Este tipo de sueño suele acabar en despertarse de manera abrupta. 

Esto se debe a que soñar que caes desde algún lugar (alto o no tanto) se da al final de la fase R.E.M o en la etapa de sueño ligero, cuando te acabas de dormir. Por ello, el cerebro no ha desconectado por completo del cuerpo, y el estado de alarma que provoca la caída, conecta con las extremidades y suele producir un espasmo.

En cuanto a su significado, tiende a ser una acumulación de estrés y un temor muy grande a perder el control.

Embarazo

Soñar con el embarazo de uno mismo establece un cambio de mentalidad: quiere decir que la persona embarazada está entrando en una etapa de madurez y crecimiento en la que se avecinan muchos cambios que está lista para afrontar.

Perder el control mientras conduces

Algo muy común (incluso en niños que nunca han conducido) es soñar que se está al volante del coche y se pierde el control o no se sabe conducir. Puede estar relacionado con una situación trágica, pero no significa que si sueñas esto vaya a pasar algo malo, sino que esta situación agobiante y de descontrol, es un indicativo de cómo se actuaría ante un momento de incertidumbre.

Llegar tarde

Constantemente, y más si hay algún evento importante al día siguiente, se sueña que se llega tarde o que se pierde el transporte público hacia el lugar al que se quiere llegar. Esto señala un profundo miedo a perder oportunidades, tanto laborales y sociales como amorosas.

Hacer un examen para el que no se ha estudiado

El sueño (o pesadilla) que todo estudiante ha tenido en épocas estresantes: soñar que llegas a un examen donde no te preguntan nada de lo que te sabes o para el que ni siquiera has estudiado. 

Esto está muy relacionado con el “síndrome del impostor”, un síndrome psicológico que hace creer al que lo padece que no es merecedor de sus logros, lo que le empuja a siempre dar de sí y temer el no estar a la altura de las expectativas tanto propias como ajenas.

 

¿Tú qué sueñas cuando duermes?

Die Cookie-Einstellungen auf dieser Website sind so eingestellt, dass alle Cookies zugelassen werden, um die bestmögliche Erfahrung zu erzielen. Klicken Sie auf Cookies akzeptieren, um die Website weiterhin zu nutzen.
Sie haben erfolgreich abonniert!
Diese E-Mail wurde registriert